Muchos fariseos 2.0 están inundando las Redes  tratando de forzar una falsa ideología procedente de sus mentes cerradas más que de la Palabra de Dios en cuanto a la forma de vestir de un cristiano o cristiana.

Creo que un cristiano verdadero, con el Espíritu Santo en su corazón sabe ciertamente cuando viste de forma incorrecta. La Biblia es clara y Jesús nos afirmó que ciertamente el Espíritu Santo nos llevaría hacia toda verdad (incluso en esto)…

Sin embargo, hoy se nos quiere imponer, incluso desde adentro de nuestro propio cuerpo, unos estándares que si bien, no están mal y son funcionales para ciertos contextos, no se pueden aplicar a la mayoría de los jóvenes cristianos de hoy.

Se nos olvida, que todos tenemos contextos diferentes, nuestras culturas y las modas de estas son diferentes, cada provincia de cada país puede ser diferente de la otra incluso en su forma de vestir. Es un error estandarizar un tipo de ropa para los cristianos de todo el mundo.

Nuestro llamado es a ser luz y sal de este mundo, influenciado a esta generación con el poder de evangelio y de la Palabra de Dios, la ropa que llevemos es siempre secundaria cuando nuestras vidas son fieles reflejos de Jesús.

Obviamente en la Biblia hay algunos principios inmutables e ineludibles para cualquier contexto que deben ser la línea de peligro de lo que decidamos ponernos. No ser ostentosos a la hora de vestirnos creo que es uno de estos principios que tiene más fuerza. Pues un cristiano por naturaleza es humilde y se contradice que su ropa ostente  una personalidad que no es la correcta…

La sexualidad  es un área en la que también hay que recalcar, pues que tengamos la libertad de vestirnos como queramos no significa que sea oportunidad para descontar a Dios. Es verdad que muchas veces la ropa de muchos cristianos es un llamado de guerra a la concupiscencia lasciva de quienes observan.

Es menester entonces ser serios en cuanto al análisis si nuestra ropa puede o no desagradar a Dios, pero que nadie te diga lo que puedes ponerte o no haciendo alución a que así, con esa falda y vestido x (por ejemplo, es como se debe vestir un Cristiano)

Cristo nos ha dado libertad y esa libertad hay que disfrutarla, siéntete con el gozo de que Dios no apoya los dogmas humanos que tratan de fijar normas de puntos de vistas cerrados y ortodoncia mal intencionados.

Agradece s Dios por tu libertad y glorificar a él con tu ropa.

Pin It on Pinterest